DÍA 2: CANTABRIA

Después de pasar nuestra primera noche, comenzaba nuestro segundo día de ruta con la visita al Faro Cabo de Ajo. Desde Laredo se tardan 40 minutos en coche. No pudimos entrar a verlo porque a nosotros en los viajes nos gusta mucho madrugar y el horario es de 11 a 14h y de 16 a 20h. El coste es de 1€ por persona. Pudimos hacer una foto desde la puerta de entrada y nos fuimos muy cerca de allí, a La Ojerada, un precioso acantilado en la que el mar ha creado cuevas y formas rocosas impresionantes.

Continuamos nuestra ruta 40 minutos en coche hacia el interior para visitar el Parque de la naturaleza de Cabárceno.

Está situado en el valle del Pisueña, a 17 km de Santander y emplazado en una antigua mina de extracción de hierro, en la localidad de Cabárceno. El parque pertenece a CANTUR, una sociedad pública de promoción turística dependiente del Gobierno de Cantabria.

El parque de Cabárceno mantiene a más de 100 especies diferentes de animales de los cinco continentes, dónde desarrolla tanto trabajos de investigación relacionados con la conservación de especies en peligro de extinción, como a la educación ambiental.

El parque es conocido por el régimen de semilibertad de algunos animales. En especial después de la zona de los rinocerontes en ocasiones se pueden ver ciervos, gamos y monos de Gibraltar entre los vehículos de los visitantes. También cuenta con rutas botánicas que permiten ver diferentes tipos de plantas, situadas normalmente junto a los lugares más visitados. El parque aprovecha los parajes de las antiguas minas de hierro de Cabárceno, observándose aún algunas de las estructuras industriales en su interior

Recomendaciones: Porque el parque es enorme y se necesita más de medio día para recorrerlo entero, la visita al parque es mejor que la hagáis con vuestro propio coche ya que las distancias entre cada una de las zonas de los animales son bastante grandes y con bastantes subidas y bajadas como para hacerlas caminando. Aquí os dejamos el plano en PDF del parque.

También os recomendamos que os llevéis vuestra propia comida ya que hay muchas zonas verdes dónde sentarse a descansar y comer y os saldrá más económico. Y sobretodo no os olvidéis de coger el teleférico que está incluido en el precio, que recorre todo el parque para poder verlo desde las alturas. ¡Las vistas son espectaculares!

Instalaciones y servicios

  • Recorrido: más de 20 km, asfaltado y señalizado para realizarlo en vehículo, bicicleta o a pie. Ahora dispone de teleférico.
  • Instalaciones: restaurante, teleférico, miradores, self-service, cafeterías, tiendas, aparcamientos, zona de lagos, zona picnic, parque infantil y enfermería.
  • Horario: 9:30 a 18:00 (invierno); 9:30 a 20:00 (verano).
  • Espectáculos: de aves rapaces en la que participan buitres, milanos, Harrys, águilas, ratoneros, halcón. También de leones marinos.

Dispone de un área acondicionada para autocaravanas con servicio de tratamiento ecológico de residuos antes de la entrada de Cabárceno (Penagos).

Os dejamos el enlace para comprar las entradas, ya que on-line tienen un 10% de descuento.

Venta de entradas

Continuamos a nuestro último destino de hoy, Santander. A sólo 30 minutos en coche.

Como ya era por la tarde, sólo pudimos visitar el Palacio de la Magdalena y el Faro de Cabo Mayor.

El Real Palacio de La Magdalena es un edificio situado en la península de La Magdalena, frente a la isla de Mouro.  Fue construido entre 1909 y 1911, por suscripción popular, para albergar a la familia real española. Se enclava en el lugar donde estuvo el antiguo fortín de San Salvador de Hano, que protegía la entrada a la bahía.

En este palacio puedes visitar sus interiores contratando una visita guiada por 3€ o incluso celebrar tu boda, pero esto te saldrá un poco más caro jejeje.

Curiosidades: Dentro del recinto del Palacio de la Magdalena encontrarás un mini-zoo gratuito dónde podrás ver leones marinos, focas y pingüinos.
En la serie de Antena 3 “Gran Hotel”, los exteriores de la serie fueron rodados en los jardines del palacio.

A continuación, os recomendamos una ruta de unos 35 minutos caminando que abarca desde el final de El Sardinero hasta el Faro. Por el camino, descubriréis pequeñas playas, acantilados y parques. Esta ruta es muy recomendable para los amantes de la naturaleza y la fotografía.

  • Mirador de El Chiqui: Ofrece una panorámica de El Sardinero.
  • Senda peatonal de Mataleñas: Si volvéis sobre vuestros pasos veréis una rotonda, cruzad la calle y subid por unas escaleras que os llevarán directamente a esta senda. Por ella llegaréis a uno los lugares más bonitos de Santander: Cabo Menor.
  • Parque de Mataleñas: Podréis acceder a él gracias a los múltiples accesos situados a lo largo de la senda. En él encontraréis una extensa zona verde, provista de un parque infantil y desde donde podréis disfrutar de unas vistas impresionantes. Además, si sois amantes del deporte, en uno de los extremos del parque, en plena naturaleza, hay un circuito de 1.200 metros.
  • Playa de Los Molinucos: Podréis acceder a ella desde el parque o siguiendo el sendero que lo bordea. Esta pequeña playa de arena fina y dorada desparece en la pleamar.
  • Cabo Menor: Siguid vuestro camino por la senda peatonal hasta llegar a un mirador. Desde aquí podréis ver claramente la cara de Corocotta, un célebre guerrero cántabro, dibujada por el perfil de los accidentes geográficos.
  • Playa de Mataleñas: Continuando el sendero llegaréis a la playa de Mataleñas, un lugar ideal en donde disfrutar de buenas vistas mientras os dáis un baño.
  • Forestal Park Santander: Si continuáis la carretera, encontraréis un pinar, en donde está situado este parque. Una buena opción para aquellos entusiastas de la actividad física o para aquellas familias con niños.
  • Cabo Mayor: Por la parte de detrás del faro llegaréis a Cabo Mayor. Según ascendéis, veréis el monumento a los Caídos en la Guerra Civil y un mirador. A la derecha de este, hay una puerta con unas escalerillas por las que accederéis hasta el propio Cabo y caminar hasta su extremo.
  • Faro de Cabo Mayor: Con más de 30 metros de altura, es el faro más importante de Cantabria. Construido en 1839 en el mismo lugar donde, desde tiempos remotos, se hacían señales a los barcos con banderas por el día y con fuego por la noche. Muy recomendable llegar aquí a última hora del día para ver sus impresionantes atardeceres.

Terminando ya nuestro segundo día, paseamos y vimos el atardecer desde el Faro de Cabo Mayor, cenamos cerca del paseo marítimo de Santander y montamos nuestra tienda de campaña en el Camping Cabo Mayor.

Para los amantes de la gastronomía, os dejamos un enlace con los mejores restaurantes de Santander.

Mejores restaurantes de Santander ⬅

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .