DÍA 3: CANTABRIA Y ASTURIAS

CANTABRIA

Comenzamos nuestro tercer día recorriendo 40 minutos desde Santander hasta Santillana del Mar. Se encuentra en la costa occidental de Cantabria y se la conoce popularmente con el sobrenombre de villa de las tres mentiras, puesto que ni es santa, ni llana, ni tiene mar.

La villa fue declarada conjunto histórico-artístico en 1889.​ En sus inmediaciones se encuentra la cueva de Altamira, protegida como Patrimonio de la Humanidad.​ Es uno de los pueblos más turísticos y más visitados de Cantabria, siendo una parada imprescindible para los turistas que visitan la región.

Seguimos ruta y a otros 40 minutos de aquí se encuentra Comillas, un precioso pueblo que destaca por sus edificios medievales y barrocos y por ser uno de los pocos lugares fuera de Cataluña en el que intervinieron artistas modernistas como Gaudí o Domènech i Montaner, siendo sus obras abundantes y visibles por toda la villa.

El edificio más importante de la ciudad es El Capricho de Gaudí, un palacete diseñado por el genial arquitecto Antoni Gaudí y considerado como una de las joyas del modernismo europeo. Nosotros decidimos no visitarlo pero aquí os dejamos el enlace con más información sobre horarios y precios.

El Capricho de Gaudí

La localidad da nombre a la Universidad Pontificia de Comillas, ubicada originalmente en esta villa cántabra hasta su traslado a Madrid. Los antiguos edificios de la universidad son uno de los mejores ejemplos del modernismo de la localidad.

Por ubicarse en ella la Universidad de la que salieron importantes figuras eclesiásticas se la conoce popularmente como la “villa de los arzobispos”. Durante gran parte del siglo XIX y XX a su tradicional carácter marinero se unió el ser el lugar de veraneo de la familia real española y en consecuencia de la nobleza y aristocracia española, especialmente madrileña, catalana y vasca. En la actualidad, aunque mantiene ese carácter señorial en muchos de sus ámbitos sociales y en sus construcciones, es un lugar popular de veraneo al igual que otras localidades costeras de Cantabria.

Curiosidades: Comillas llegó a ser la capital de España durante un día, el 6 de agosto de 1881, tras la decisión del rey Alfonso XII de reunir a su consejo de ministros en la villa. Fue también la primera localidad española en tener luz eléctrica, patentada en 1879 por Thomas Edison.

Antes de dejar Cantabria y poner rumbo a Asturias, hicimos una breve parada en San Vicente de la Barquera, un pequeño pueblo costero a 30 minutos de Comillas.

Un sitio que nos hubiese gustado visitar pero no nos dio tiempo, es la Cueva del Soplao, a 30 minutos hacia el interior. Os dejamos el enlace para que tengáis toda la información.

Información Cueva del Soplao ⬅

Nosotros optamos por ir a la Playa de Andrin, ya en Asturias. Tardamos 30 minutos.

ASTURIAS

Llegamos a una de las zonas de España con más ganas de conocer, Asturias. Nuestra primera parada antes de comer fue a La Playa de Andrín, cerca de Llanes.
Esta playa la conocimos gracias a la película “El Orfanato” de J.A. Bayona, dónde se grabaron algunas escenas. Para acceder a esta playa fuimos por un camino estrecho que termina en un aparcamiento gratuito, después caminamos unos minutos por un sendero y llegamos a esta preciosa playa.

Sobretodo merece mucho la pena contemplar las vistas espectaculares que nos ofrece esta playa subiendo al mirador de Andrín, desde dónde también tendremos vistas a la playa de la Ballota.

A 14 minutos en coche se encuentra Llanes, uno de nuestros pueblos preferidos de Asturias. En la rotonda de entrada, veréis un caserón, el Palacio de Partarríu. El edificio, que fue incautado para albergar un hospital durante la Guerra Civil, se terminó de construir en el año 1899, y fue el escenario principal de la película “El Orfanato”.

Para los amantes del cine y que tengan curiosidad por saber que lugares de Llanes han servido de escenario para el séptimo arte, te dejamos el enlace de una web donde te dan información e itinerarios de películas rodadas en los alrededores.

Llanes de cine ⬅

Una vez metidos en el pueblo, dónde nos llevó bastante tiempo encontrar aparcamiento, comimos en el centro de Llanes, (único día que dejamos el picnic de lado para sentarnos a comer de menú). Después comenzamos a visitar, rodeando el casco histórico y su puerto pesquero y de ahí caminando al Paseo de San Pedro, situado sobre un acantilado que merece una visita obligada.

Para llegar al paseo es muy fácil, una vez pases el puerto y llegues a la playa del Sablón, verás unas escaleras que suben hasta el paseo ¡Saca el móvil y prepárate para sacar fotos!

Justo al lado de Llanes se encuentra Poo. Hicimos andando parte de su famosa senda costera y nos encantó. Para llegar al inicio de la ruta, hay que meterse con el coche por la última calle del pueblo a la derecha, justo antes del Camping Las Conchas. Veréis que no tiene salida y podréis aparcar el coche en un pequeño espacio de tierra que hay. Veréis un pequeño puente que da inicio a la ruta. La ruta termina en el pueblo de Celorio a unos 6 km, nosotros hicimos una ruta corta de poco más de 1 km y nos volvimos al coche ya que quedaban pocas horas de sol y queríamos disfrutar de un baño en la siguiente playa que teníamos en la ruta.

A unos 10 minutos en coche, llegamos a la playa escogida para bañarnos y tomar el sol, la Playa de Torimbia, una de las playas más impresionantes y bonitas que hemos visto en Asturias. Dejamos el coche en el mirador y bajamos hasta la playa andando (20 minutos de bajada y 20 minutos de subida), pero merece realmente la pena aunque el agua esté bien fresquita. Hay un atajo que descubrimos de subida a por el coche que te ahorra bastante tiempo aunque no es apto para patosos como nosotros jejejeje

Nuestra última parada del día y a 15 minutos de Torimbia, llegamos a la Playa de Gulpiyuri. Muy peculiar, y no solo por su nombre, sino porque no se ve el horizonte del mar, ya que el agua le llega a través de una pequeña cueva. Y aunque ya se estaba yendo el sol valió la pena admirar esta pequeña y extraña playa.

Antes de terminar otro precioso día, decidimos dejar guardada por un día nuestra tienda de campaña y dormir en un hotel cercano, el hotel Solymar, en el pueblo de Bricia. Los dueños nos trataron muy bien, nos dieron de cenar una comida casera riquísima y dormimos de lujo. Aquí termina nuestro tercer día por el norte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .